El Pueblo

Entre la Pandera y Jabalcuz

Los Villares ocupa una hoya recorrida por el Riofrío y el Río Eliche entre las alturas de La Pandera, Jabalcuz y la Sierra de las Cimbras, abundante en manantiales. En 1600 consiguió el título de villa independiente de Jaén y hoy es un pueblo en crecimiento, con población joven y con prosperidad palpable en el sector de la construcción. Tiene mucha población en segunda residencia y urbanizaciones, que han desarrollado el comercio y los servicios locales. Su población activa es 1/3 del total y abunda el trabajo femenino. El 44% de su término lo ocupa el olivar; en las alturas abundan los matorrales y en los cursos de agua los regadíos frutales con cerezas de calidad y huertas que están en regresión con el avance de las urbanizaciones. Es dinámica la artesanía del mimbre, la industria cárnica, la fabricación de aceite y el envasado de agua mineral. Destacan también los materiales de construcción, la carpintería metálica y la madera.